miércoles, 28 de febrero de 2007

Fases del desamor

Amor incondicional del tipo “si no estás conmigo moriré”.

Amor esperanzado: “Tranquilo, estoy bien, podemos ser amigos porque... nunca se sabe (igual cambias de opinión y yo estoy todavía esperándote, tonto)

Amor enfermo: “Si me amas… ¡¿PORQUÉ NO QUIERES ESTAR CONMIGO?!”

Asumiendo: “He conocido a otra” ¡¡¡¿¿¿YA???!!! Si sólo han pasado tres líneas!!!!!

Amor desesperado/depresivo mezclado con baja autoestima: “Jamás conoceré a nadie. Me quedaré sola para siempre esperándole. Le amo.”

Fase transitoria hacia la amistad (lo tomas o lo dejas, lo que hay es lo que ves).

Amor vs. Amistad: “Qué grandes colegas somos”.

¿Amistad?: “Que grandes amigos somos” “Qué gran amiga soy” (¿o soy imbécil?)

Reconocimiento: “Efectivamente… Yo soy imbécil y él un ... ¿hombre?".

Odio irracional: “Te juro que… me voy a operar los pechos sólo por molestarle".

Recaída: “Oh!... esa patata frita me recuerda a cuando fuimos a… Le amo.”

Reconocimiento: “Yo soy imbécil y él un... ¿hombre?”.

Autodefensa karmika: “Soy la mejor, soy la mejor, soy la mejor, soy la mejor…”

Resentimiento mezclado con indiferencia: “Éste es mi novio… y me hace todo lo que tú no hacías ¿sabes?”.

Indiferencia: “Mirad hijos, yo una vez hace mucho mucho tiempo tuve un novio… ¿cómo se llamaba?”

4 comentarios:

Anónimo dijo...

:)

A veeer...

Sí! Sí! Ya recuerdo! ...

MMM... no, su nombre...

No, pero recuerdo que tocaba el acordeón!!

...

Anónimo dijo...

amor del día:
ups, y en serio tú y yo tuvimos algo???
christine

Akiles dijo...

* Amor dependiente: "Solía hacer esto con él/ella", "necesito que me cuide para estar seguro de mí mism@". Puaaggg... Ése es el que más asco me da.
* Amor que te lleva a perder a tus amig@s: "Esta semana la pasamos entera juntos y no me acuerdo ni de llamar a mis amig@s, total, van a estar ahí siempre y soy un/una desagradecid@". Muy asqueroso también.

¡Espero que no caigas en éstos! Un beso.

Maria Catarata dijo...

¿Leíste cuando eras pequeña Anastasia Krupnik? Porque ese libro ha marcado a toda una generación: la protagonista se pasa no se cuantas páginas haciendo listas de las cosas que más le gustan en el mundo. Sí, un vicio. Y las fases del desamor, jejeje, yo me quedo con la kármica-orgullosa: "a mí no me rechaza ni dios, a mí no me rechaza ni dios..." (tiene su gracia, pero también es peligrosa: se pisa con mucha más fuerza, en plan Sofía Loren, y claro...con estas zanjas madrileñas, cuidadín)

El chocolate no cura el desamor (pero ayuda)

Archivo del blog